Foto: Lucero Films-Youtube.

Yarita Lizeth se ha convertido en una de las cantantes más conocidas de huayno en nuestro país gracias a sus entrañables canciones y la conexión que ha conseguido con sus fanáticos. Esto último se volvió un factor importante para su crecimiento como artista y para su apoyo en las manifestaciones de las últimas semanas.

Yarita Lizeth Yanarico Quispe nació un 28 de noviembre de 1989 en Juliaca (Puno). Sus padres fueron Jorge Yanarico Mamani y Rogelia Quispe de Yanarico, a quién perdió a los 15 años, víctima de un cáncer que acabó con su vida. Después de aquella dura pérdida, la cantante decidió dedicarse completamente a su vida artística, empezando con tocar el arpa y, posteriormente, cambiándolo por el teclado, que al día de hoy es el instrumento más usado en su banda.

Desde que la cantante empezó su carrera musical a los 18 años, empezó a gestarse sus propios conciertos. Incluso, durante el desaparecido programa «En boca de todos», aseguró que ahorró dinero para crecer en su vida artística. A futuro, lo usó para ir a países como Bolivia, Chile, Argentina y Ecuador para expandir su carrera, cosa que sí logró.

Al principio, el sonido de Yarita Lizeth imitaba el estilo de otras estrellas de la música andina como Dina Paucar y Sonia Morales. Esto último se demuestra en una de sus primeras canciones, «Tú y yo». El tema tiene un estilo de huayno en el que destaca el teclado y la expresiva voz de la artista, como pasa en varios temas del género.

Durante los siguientes años, su carrera siguió creciendo. Algunas de sus canciones obtuvieron cierta fama, siendo las más destacadas las que aparecen en el sencillo «Vuelve a mí» de 2012. Estas canciones tienen un estilo de huayno donde predomina el teclado. La voz de Yarita produce un sentimiento de tristeza que logra cierta identidad con el oyente, que la convirtió en una de las cantantes más escuchadas del género. Aparte del tema que da nombre al material, también están «Para mí ya no existes» y «Mis ojitos te lloran».

Años después, la cantantes siguió produciendo temas que lograron ser del agrado de múltiples personas que gustaban y no del huayno, más aún por el sello distintivo que tenía: la empatía que generaba con el público a través de sus canciones y su talentosa voz. Varias de estas piezas se incluyeron en el disco «Grandes éxitos«. De estas, las más destacadas son «Por algo pasan las cosas», «Amigo» y «Te sacaré de mi corazón».

En 2019, lanzó su disco «Chinita del amor«, que es uno de sus trabajos más conocidos y recordados a la actualidad. Esto último gracias al sello distintivo de Yarita: la emoción que genera su voz y el peculiar sonido del teclado sureño. De este trabajo, destacan temas como «Te Olvidaré», «Mentiras» y «Perdóname».

A pesar de la pandemia que se vivió en el 2020, Yarita siguió lanzando canciones durante este periodo. Durante el primer año, lanzó «Déjame en paz». Posteriormente, en 2021 sacó «Corazón no llores», «Amor no correspondido» y «Suspiros». Estas canciones siguieron dejando certeza de su talento y su icónico sonido.

Gracias a sus canciones y al esfuerzo que también la caracteriza, Yarita pudo realizar otros proyectos fuera del ámbito musical. Uno de los más destacados es un hotel de tres estrellas ubicado en Juliaca, donde la artista también reside. Este tiene una sala extensa, comedor, jacuzzi, y otros lujos. Además, la cantante tiene un restaurante-cevichería y una discoteca que ella llevó a cabo.

Regresando al ámbito musical, Yarita cosechó un éxito importante el año pasado (2022) gracias a sus dos canciones: «Nunca me dejes cholito» y «Corta Venas». Ambos temas fueron algunos de los más escuchados después que regresaron los conciertos en vivo al Perú y gran parte del mundo.

De entre las dos canciones, la más exitosa fue «Corta Venas«, gracias a su poderosa introducción y a la pegadiza melodía que tiene el teclado que se escucha en todo el tema. También destaca la letra y la voz de Yarita, quién sazona todo con su toque vocal único y las expresiones que lanza mientras canta.

Después de convertirse en una de las cantantes peruanas más conocidas del Perú, también emprendió giras en Chile, Bolivia, Ecuador y Argentina, que consolidaron su carrera musical en estos países. En estos conciertos, los asistentes se rendían ante el talento vocal de Yarita y a la emoción que generaba con cada palabra suya.

Además de tener un gran talento y de ser una de las artistas que más esfuerzo mostró en consolidar su carrera, Yarita Lizeth también tuvo un rol muy activo durante las protestas contra el gobierno de Dina Boluarte. Después de las fatídicas manifestaciones en Juliaca -que dejaron como saldo 17 fallecidos- la cantante donó 50 mil soles a las familias de las víctimas y los heridos. También donó su bus de gira para movilizar a los que participaron de la ‘Marcha de los cuatro suyos’ en Lima.

A pesar de que pasó por diversas dificultades durante su carrera musical, Yarita Lizeth se esforzó lo suficiente como para ser considerada como una de las cantantes de huayno más destacadas del Perú, incluso consolidándose en países vecinos como Argentina, Chile, Ecuador y Bolivia. Además, tiene un sonido y una voz particular que logra empatizar con el público que escucha sus canciones.

Por Orlando Cáceres Vides.

Fuente: Entre Líneas Cultura.

Te puede interesar: Nu Clica. Rap metal intrigante.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí