El titular del Juzgado Unipersonal para Casos de Corrupción de Funcionarios de la Corte de Justicia de Arequipa, Max Vengoa Valdiglesias, sentenció al teniente PNP Juan Carlos Castro Cuba a 4 años de cárcel por el delito de coche pasivo propio en agravio del Estado.

El teniente le habría solicitado una coima de 2000 soles al dueño de un gimnasio a cambio de no cerrar su establecimiento, que estaba funcionando en pleno estado de emergencia. El propietario del establecimiento denuncio el hecho ante las autoridades y cuando le iba entregar 500 soles al teniente como parte del pago, procedieron a detenerlo.

El teniente Cuba confesó los hechos antes el Ministerio Público y aclaró que solicitó el dinero por «necesidad», el oficial se amparó en el beneficio de la conclusión anticipada (confesión del delito) esto con la finalidad de reducir su posible condena. Ante esta situación Fiscalía solicitó jornadas de trabajo como sentencia, pero el magistrado Vengoa Valdeiglesias no aceptó la conversión de la condena a prestación de servicios comunitarios y lo sentenció a 4 años de cárcel.

Para el juez, el policía no solo vulneró el cumplimiento de sus funciones, sino que lo hizo en pleno estado de emergencia, donde la población depende mucho del orden y la seguridad que les pueden brindar los policías.  Además de esta condena el teniente Castro Cuba deberá pagar una reparación civil de 8.500 soles en favor del Estado y quedará inhabilitado de cualquier cargo público por más de 10 años

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí