Esta tarde se realizó el operativo inopinado “relámpago” en los altos del portal de San Agustín, con la finalidad de sancionar a los establecimientos comerciales que usan pregoneros o “jaladores” para atraer clientes, acto que está prohibido en el centro histórico de la ciudad.

Tras el operativo, se sancionó a siete establecimientos comerciales con una multa del 50 % de una Unidad Impositiva Tributaria – UIT equivalente a 2 300 soles.

El Gerente de Administración Tributaria, Néstor Salcedo, indicó que aquellos empresarios que continúen infringiendo la Ordenanza Municipal 1172 se les levantarán una segunda acta de intervención por desacato a las disposiciones municipales y posteriormente denuncia por desobediencia y resistencia a la autoridad y finalmente se clausuraría el establecimiento.

El operativo estuvo a cargo de la Gerencia de Administración Tributaria, Gerencia de Seguridad Ciudadana, y Policía Nacional del Perú.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí