Durante el confinamiento, las aguas y el cauce del río Chili lucieron un panorama limpio, pero desde que las actividades regresaron, poco a poco, la contaminación también lo hizo.

Más 60 voluntarios, desde las 7 de la mañana participaron ayer sábado de esta actividad, la misma que comprendió el retiro de desechos, llantas, cartones, botellas de plásticos, de vidrio, etc. Se intervino el tramo desde el Puente San Martín concluyendo en el puente Héroes del Cenepa.

El Administrador Local de Agua Chili, Jaime Alberto Iglesias Salas informó, que la finalidad es sensibilizar a la población sobre la importancia del río Chili como un espacio público que en conjunto debemos preservar y conservar. Por ello invoco a la población a no arrojar desperdicios al río.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí