Europa está en pie de guerra. Las democracias que conforman el bloque en su conjunto alzaron sus voces y permanecen en estado de alerta total, mientras Vladimir Putin quiere anexar una de esas naciones, Ucrania, para conformar una nueva “Gran Rusia”. Un verdadero zar del siglo XXI. Esa ambición territorial llevó a comparar al dictador de Moscú con un personaje siniestro de hace ocho décadas: Adolft Hitler.

Las manifestaciones en apoyo a Kiev se multiplican no sólo en Europa y en los Estados Unidos, sino en las principales ciudades del planeta. Una de ellas tuvo lugar en Seúl, Corea del Sur, donde se vio un cartel original.

Incluso las protestas suenan en la capital rusa, Moscú, que ve a diario cómo la maquinaria represiva del Kremlin intenta impedir el descontento del pueblo ruso por la invasión al vecino país. Miles de ciudadanos de diversas ciudades de Rusia son apresados a diario; las redes sociales fueron bloqueadas y está prohibido pronunciar algunas palabras: invasión, ataque…

Es por eso que un apodo comienza a sonar cada vez más fuerte para referirse a Putin. Putler, una acronimia original entre Putin y Hitler. Esa comparación enfurece al dictador de Moscú, un estudioso de la historia. La Alemania nazi invadió la Unión Soviética durante la Segunda Guerra Mundial lo que provocó millones de muertes en el frente ruso. En aquel entonces, el también dictador Joseph Stalin -en quien el actual jefe de estado dicen que se ve reflejado- hizo frente y resistió la embestida germana.

Los manifestantes pegan carteles, incluido uno que representa al presidente ruso Vladimir Putin como Adolf Hitler, en la entrada de la embajada rusa, mientras los ciudadanos ucranianos que viven en Malta y los partidarios malteses asisten a una protesta contra la invasión rusa de Ucrania en Kappara, Malta (Reuters).

Un manifestante sostiene una foto del jefe de estado ruso Vladimir Putin con un bigote y un símbolo de la esvástica para recordar al genocida nazi Adolf Hitler con la leyenda «Sabes reconocer la historia cuando se repite» durante una marcha con velas para pedir la paz y mostrar solidaridad con el pueblo ucraniano, en Roma, Italia (Reuters).

Una persona en Barcelona, España, sostiene una pancarta con las caras unidas de un retrato de Vladimir Putin y Adolf Hitler durante una protesta contra la guerra, después de que el dictador ruso ordenara una operación militar masiva contra Ucrania (Reuters)

Ataque a la libertad de expresión

Las autoridades de Moscú intensifican una campaña de censura en su país presionando a algunas de las mayores empresas tecnológicas del mundo, según detalló The New York Times.

La semana pasada, las autoridades rusas advirtieron a Google, Meta, Apple, Twitter y TikTok, entre otras, que tenían hasta finales de este mes para cumplir con una nueva ley que les obliga a crear entidades legales en el país. La llamada ley de aterrizaje hace que las empresas y sus empleados sean más vulnerables al sistema legal de Rusia y a las exigencias de los censores del gobierno, dijeron expertos legales y grupos de la sociedad civil.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí