La vacancia presidencial ocasionó que miles de personas salgan a realizar protestas a nivel nacional. Así vivió Martín Vizcarra las horas previas a su destitución como presidente del Perú.

La destitución de Martín Vizcarra no parecía tomar fuerza, se había hecho el conteo rápido de votos previo a la votación de la vacancia y todo indicaba que el presidente se quedaría en Palacio de Gobierno. Las cosas tomaron un rumbo diferente en las últimas horas, algunos ministros sabían que Vizcarra no iba a intentar quedarse en el cargo.

Viernes 06 de noviembre. El mandatario visita San Ignacio, en Cajamarca, fue acompañado de su primer ministro, Walter Martos, para supervisar el funcionamiento de la Villa de Salud San Ignacio. Al viaje se sumó Fiorella Molinelli, presidenta de EsSalud y la congresista de Podemos Perú, Felícita Tocto.

Hasta ese día, el tema de la vacancia no era preocupante para el jefe de estado. César Acuña, líder de Alianza Para El Progreso (APP), había afirmado que la bancada de su agrupación política votaría en contra de la destitución. Era la tranquilidad que necesitaba Vizcarra, el apoyo de una de las bancadas con mayor presencia en el parlamento

Ese viernes, la congresista Felícita Tocto -durante el almuerzo- se comprometió en hablar con sus compañeros de bancada para no apoyar la vacancia y hasta le prometió su propio voto. Según personas cercanas a Palacio de Gobierno, Vizcarra se notaba confiado, aún así algunas personas evitaban salir en las fotos.

Martín Vizcarra, el viernes 06 de noviembre en su visita a la Villa de Salud de San Ignacio, en Cajamarca.

El lunes 09 de noviembre, Tocto votó a favor de la vacancia, esto hizo que las alarmas se encendieran, otros parlamentarios que comprometieron su voto habían sido agresivos en sus intervenciones durante el pleno del Congreso. César Combina de (APP), prometió votar en contra y cambió su voto. El parlamentario sostuvo que fue una decisión de su bancada y tuvo que asumirla.

Vizcarra estaba afectado, la congresista Felícita Tocto cambió du decisión luego de las conversaciones de whatsapp que difundieron algunos medios de comunicación el domingo 8 de noviembre por la noche.

El lunes 09 de noviembre por la mañana, Martín Vizcarra acudió al Congreso para defenderse, llevó a su abogado pero este no intervino en ningún momento. Luego partió a Junín acompañado de su ministra de Justicia, Ana Neyra. El presidente aún no se mostraba preocupado por la vacancia, asegura una de las personas que acompañó a la comitiva.

Durante el viaje de regreso, luego de revisar lo que sucedía en el Congreso, el entonces jefe de estado sabía que las cosas no estaban bien. Llegando a Lima, antes de la votación por la destitución del mandatario, Vizcarra tuvo una conversación por chat con César Acuña (Alianza Para El Progreso), al parecer esto tranquilizó un poco las cosas en Palacio de Gobierno.

Ya por la tarde, cuando la situación comenzó a complicarse aún más, Vizcarra se comunicó con César Acuña, quien había prometido apoyar al presidente. Su respuesta fue desalentadora, varios de los congresistas de APP iban a votar a favor. Martín Vizcarra colgó sin proponer nada.

Mientras se realizaba la votación en el parlamento, Vizcarra permaneció en Palacio de Gobierno acompañado de la ministra de Justicia Ana Neyra, el premier Walter Martos y Mónica Moreno, encargada de Prensa y consejera.

Según el conteo que hicieron desde el Ejecutivo, los votos para la vacancia no llegaban a 60, sin embargo los votos de APP y Somos Perú terminaron con la destitución de Vizcarra. Todo indica que hubo presiones desde las bancadas.

El exmandatario dejó Palacio de Gobierno el lunes 09 de noviembre por la noche, el 12 de noviembre acudió a declarar ante el fiscal del Equipo Especial Lava Jato, Germán Juárez Atoche.

Una hora antes de la votación, un micrófono que dejaron encendido por casualidad indicaba que ya tenían 85 votos. Los coordinadores de Palacio se movilizaron para aclarar el panorama y media hora después sabían que la destitución presidencial era inminente.

El primer ministro de Vizcarra, Walter Martos, intentó una última comunicación con Acuña. Fue en vano, la vacancia obtendría 20 votos más gracias a la bancada de APP llegando a 105.

Los ministros se reunieron alrededor de las 8:30 de la noche en Palacio, Martín Vizcarra ingresó a la sala de Consejo de Ministros a las 9 pm. Antes, el mandatario le había hecho saber a Martos que aceptaría la decisión del Congreso. «Hasta aquí nomás…ya estoy cansado», le habría dicho.

El exgobernador de Moquegua les dijo a sus ministros que no quería dar la impresión de aferrarse al cargo, algunas ministras le pidieron a Ana Neyra, titular de la cartera de Justicia, continúe con la lucha. Neyra no aceptó presentar recursos de amparo obedeciendo la decisión de Vizcarra.

Luego de la reunión, todos los ministros presentaron su carta de renuncia, ninguno quiso esperar al nuevo titular de la cartera que dejan.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí