Foto: HBA Noticias / Twitter @DCI_Kenya

El varón Masten Wanjala es acusado de asesinar al menos a 10 menores en Bungoma, Kenia. De acuerdo con la Dirección de Investigaciones Criminales (CDI) del país, el sujeto de 20 años, fue detenido en julio, dada su relación con las muertes infantiles que tuvieron lugar desde hace 5 años.

Pronto, el acusado se declaró culpable de los ataques y de succionar la sangre de algunas de sus víctimas, tras lo que permaneció en prisión, en el condado de Machakos.

Fue reconocido por los niños

No obstante, el pasado miércoles, a una semana antes de su audiencia en la corte, Wanjala decidió escapar de su custodia.

Tras esto, logró llegar a su casa en Bungoma, sin ser atrapado por la Policía. Pese a ello, fue reconocido por varios niños.

«Él viene de esta área y los niños lo vieron y supieron que era él y fue entonces cuando la información se difundió y los lugareños comenzaron a perseguirlo. Al final, corrió a la casa de un vecino, pero lo hicieron salir y lo lincharon», declaró el administrador local, Bonface Ndiema.

Condolencias

La CDI determinó que el sospechoso comparezca ante la justicia y rechazó la prevalencia de «la ley de la jungla tal como la aplicaron los furiosos aldeanos».

Al mismo tiempo, la entidad expresó sus condolencias a los familiares de las víctimas.

«Nuestros pensamientos están con las familias de quienes perdieron a sus hijos inocentes en manos del sospechoso», expresó la entidad.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí