Personal de serenazgo y la policía esta tarde hallaron sin vida al interior de una vivienda en la calle Nicaragua 328 B-1, a un joven de 24 años.

El infortunado, había bebido licor toda la noche y madrugada, junto a su mejor amigo para tratar de solucionar sus problemas. Sin embargo, presuntamente habría decidido acabar con su vida, ahorcándose con un cable amarrado a la venta.

Cuando el amigo despertó, cerca de las 13.30 horas, se quedó atónito por la macabra escena. Pese a los golpes y gritos por hacer reaccionar al S.V., este ya se encontraba muerto.

La policía presume que este caso se trataría de un suicidio.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí