El Ministerio Público solicitó al Poder Judicial 18 meses de impedimento de salida del país para cuatro directivos de la empresa Repsol por el delito de contaminación ambiental. Esto en medio de las investigaciones por el derrame de 6 mil barriles de petróleo en la refinería La Pampilla, a cargo de la empresa mencionada.

El pedido presentado por la Fiscalía incluye a Jaime Fernandez-Cuesta Luca de Tena, gerente general de Refinería La Pampilla S.A.; Renzo Tejada Mackenzie, jefe del Terminal Marítimo 2 de la Refinería La Pampilla; Cecilia Posadas Jhong, gerente de Calidad de Medio Ambiente; y José Reyes Ruiz, gerente de Producción.

El Ministerio Público indicó que la solicitud fue presentada por la Fiscalía Especializada en Materia Ambiental de Lima Noroeste y que el requerimiento será revisado por el Poder Judicial hoy, a las 17:00 horas.

Cabe señalar que durante una entrevista para RPP, el procurador público del Ministerio del Ambiente (Minam), Julio César Guzmán, indicó que cuatro directivos de Repsol han sido incluidos en las investigaciones para determinar las responsabilidades en el derrame de petróleo en la refinería La Pampilla y que, según las sanciones penales, podrían ser sentenciados hasta 7 años de prisión efectiva de comprobarse que falsearon información.

“Se les está investigando mediante la figura del delito de contaminación, contemplado en el artículo 304, tiene una penalidad de cuatro a seis años en su tipo base, pero en el tipo agravado puede ser de cuatro a siete años”, preciso el procurador.

Respecto a la cifra de reparación, Guzmán indicó que, una vez finalizadas las investigaciones, “los expertos en valoración económica de daños estimarán una cantidad de la reparación, pero esto puede tardar 30 días por el levantamiento de la información”.

Por su parte, el titular del Minam, Rubén Ramírez, brindó una conferencia en la que indicó que se evaluará la posibilidad de paralizar las operaciones de Repsol y que desde la cartera que preside no estaban satisfechos con las labores de la empresa.

“Seremos inflexibles ante el nuevo derrame de ocho barriles de petróleo, porque siguen atentando contra una zona protegida donde existe una gran variedad de vida marina (…) No creemos que el operador [Repsol] haya afrontado [el derrame] en las circunstancias debidas”, manifestó Ramírez.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí