Víctor Escobar sufrió durante años la enfermedad pulmonar obstructiva crónica, las secuelas de un accidente cardiovascular, diabetes e hipertensión, entre otros problemas. El último viernes, a las 7.00 p.m. de Cali, Colombia, se convirtió en el primer colombiano en recibir la eutanasia sin ser un paciente terminal.

«Se logró llegar al objetivo de que pacientes como yo (…) llegáramos a ganar esta batalla, que abre las puertas para los demás pacientes que vienen detrás de mí y que, en estos momentos, desean una muerte digna», dijo Escobar en su mensaje de despedida antes de ser internado.

Este hombre, puso fin a la larga lista de problemas médicos de gravedad padeció durante muchos años y que le obligaban a estar acompañado de una enfermera las 24 horas del día.

La Corte Constitucional de Colombia autorizó en julio pasado la extensión de la cobertura del derecho a «morir dignamente» a pacientes con enfermedades no terminales.

«Este es un momento muy importante para Colombia, es el primer paciente a nivel de Latinoamérica que va a recibir la eutanasia sin ser un paciente terminal», señaló el abogado de Escobar, Luis Giraldo.

Hace dos años inició la gestión para la eutanasia de Escobar, pero en el proceso se encontró con barreras como centros médicos que se negaron a realizar el procedimiento, porque no era un paciente terminal.

En los últimos días de su vida, el hombre disfrutó del título de liga de su equipo del alma, el Deportivo Cali. Además, uno de sus deseos es que sus órganos sean donados a pacientes que los necesiten, según dijo antes de morir.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí