El ministro de Salud, Hernando Cevallos, anunció hoy que el toque de queda para las fiestas de Navidad y Año Nuevo será a partir de las 11 de la noche.

Precisó que el adelanto de la hora de toque de queda, inicialmente, previsto para la una de la mañana, se aplicará para el 24 y el 31 de diciembre.

Hernando Cevallos indicó que el toque de queda en dichas fechas culminará a las cuatro de la mañana.

El ministro formuló este anuncio al informar que se han detectado otros ocho casos de la variante ómicron de la covid-19 en Lima Metropolitana, con lo cual se incrementa a 12 el número de casos de esta variante en el Perú.

Al respecto, Cevallos adelantó que se ha dispuesto bajar de 5 -como estaba dispuesto antes- a 3 meses el rango de espera para recibir la tercera dosis de refuerzo de la vacuna contra el coronavirus.

Asimismo, informó que en las próximas horas habrá una reunión del Consejo de Ministro a fin de establecer la disminución del porcentaje de aforos en todos los establecimientos, con el objetivo de reducir el riesgo de contagio del covid-19.

«Vamos a conversarlo en el Consejo de Ministros. Esta es una posición técnica del Ministerio de Salud que tiene que ser refrendada por supuesto por el Consejo de Ministros. Se ha conversado ayer con la premier (Mirtha Vásquez) para disminuir el aforo en distintos establecimientos», anotó.

En tal sentido, adelantó que en aquellos locales donde hay un aforo del 80% se reducirá al 60% por lo menos, mientras que el toque de queda en Navidad y Año Nuevo será de 11 de la noche a 4 de la mañana a nivel nacional.

«El resto de las medidas se mantienen. Cuando hay toque de queda no se puede salir, salvo algunas acciones particulares», enfatizó.

Aclaró que no se cerrarán las fronteras en el Perú, pero que se seguirán las restricciones respecto a los ciudadanos que lleguen de países como Sudáfrica.

«Ciudadanos que residen en esos países (como Sudáfrica) no van  a poder ingresar al Perú. si son residentes en nuestro país por supuesto que sí, pero van necesitar tener no solo las dos dosis (de la vacuna contra el covid-19) sino además las pruebas moleculares con no más de 48 horas de anticipación», insistió.

Dijo que se van a fortalecer los centros de vacunación en los aeropuertos y terrapuertos, y que ya se ha conversado con las autoridades de la sanidad aérea a fin de lograr una detección más rápida de los casos de covid-19.

«El INS está aplicando una nueva metodología de detección para ver mutaciones tempranas y poder tener mayor cantidad de pruebas desarrolladas. El Ministerio (de Salud) va a hacer todos los esfuerzos para tratar de que esta variante que ya está en el país y que se está dispersando no continúe haciéndolo y evitar esta situación que es bastante alarmante», aseveró.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí