Ricardo Gareca lo ha vuelto a hacer, el mesías futbolístico de Perú ha obrado una nueva resurrección de su selección, la enésima en los seis años que lleva a cargo de la Blanquirroja, a la que muchos daban por defenestrada hace unos meses salvo él, que siempre mantuvo la fe en sus hombres.

Pese a que el nuevo milagro de volver al Mundial aún está lejos de concretarse, el combinado peruano está ahora muy vivo de la mano siempre serena pero firme de Gareca, que lo ha metido de lleno en la pelea gracias a los seis puntos obtenidos frente a Bolivia (3-0) y Venezuela (1-2).

Esos dos triunfos, los primeros consecutivos de Perú en toda la eliminatoria, han hecho que acabe el año en la quinta plaza que da acceso a la repesca, a falta de cuatro jornadas para culminar la competición.

Esta situación era casi inimaginable hace justo un año, cuando Perú acabó el 2020 como colista de las eliminatorias con solo un punto obtenido en las primeras cuatro jornadas.

En 2021 la selección peruana ha sido el tercer equipo que más puntos ha sacado, un total de 16 en diez partidos, solo por detrás de Brasil (23) y Argentina (19).

Esta resurrección es casi idéntica a la protagonizada por Perú en las anteriores eliminatorias, donde tras un pobre inicio logró meterse en la lucha para las últimas fechas y alcanzó el éxito con una historia clasificación mundialista, la primera en 36 años.

El fenómeno se volvió a dar en la Copa América de 2019 donde, luego de caer goleado por 5-0 ante Brasil, Gareca supo levantar la moral de su equipo para rehacerse de inmediato y alcanzar la final del torneo, la primera para Perú en 44 años, que perdió precisamente frente a la Canarinha.

La misma historia se repitió este mismo año en la última Copa América, donde la selección peruana debutó con una nueva goleada por 4-0 infligida por Brasil y alcanzó a ser cuarta del torneo tras volverse a cruzar nuevamente con el combinado brasileño en semifinales.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí