Un partido con pinta de final pero también con aires de revancha se juega hoy (14:00 horas de Perú) en la segunda jornada de la Liga de Campeones donde se reencuentran Lionel Messi y Pep Guardiola, años después y distanciados de su origen.

París, el martes, en el Parque de los Príncipes. El París Saint Germain y el Manchester City, dos de los grandes aspirantes, dos de las entidades con más músculo económico, cruzan sus caminos ya en la fase de grupos.

Sin la trascendencia de las eliminatorias. Sin la relevancia del pasado curso, cuando entre ambos se disputaron un lugar en la final. Una lucha de poder y con el primer puesto en el horizonte. Un objetivo que puede marcar el destino de cualquiera en el torneo.

Desde que el Barcelona se topó con el Bayern en las semifinales en la primavera del 2015, Messi y Guardiola no coincidían en el recorrido. Entonces se impuso con claridad el representante español que lideraba el astro argentino y que, después, logró su último título en el torneo.

El preparador volvió a quedarse en puertas de una final de una competición que no ha vuelto a ganar desde que se marchó del Camp Nou.

Ambos, Messi y Guardiola, emergieron y se consolidaron en el Barcelona. Ahora, ninguno ya está allí. Juntos lograron dos trofeos.

El primer intento del futbolista de Rosario de lograr su primera Champions fuera del conjunto azulgrana se topa con los intereses del entrenador español, que rozó la gloria el pasado año, en la final que perdió contra el Chelsea.

Es la Liga de Campeones el gran sueño del París Saint Germain y el Manchester City que vuelcan temporada tras temporada todos los recursos a su alcance para alimentar el potencial de sus plantillas.

El choque, en el Parque de los Príncipes, supone el reencuentro entre ambos equipos. Un deseo de venganza del campeón francés, apeado en semifinales no hace mucho por su adversario.

Se reencuentran en París los subcampeones de las dos últimas ediciones en una jornada que supone una nueva oportunidad para los aspirantes al éxito en el torneo que lastran el arranque gris que delató la primera fecha.

Es el caso del representante galo que no pasó del empate en Bélgica ante el Club Brujas. El París Saint Germain de Messi, Neymar y Mbappe ya va a rebufo del campeón de la Premier que arrolló al Leipzig en su estreno continental, en un duelo plagado de goles y espectáculo.

Una gran ocasión para el cuadro de Mauricio Pochettino que aún no ha dado el nivel que se espera de sus estrellas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí