FOTO: GERARDO RAMOS / HBA NOTICIAS

Justicia. Doña Florencia y don Feliciano, padres de Shirley Cusilayme, joven cuidadora que fue murió asfixiada en el albergue CAR Santa Isabel II, aún no pueden creer que su joven hija que era el sustento del hogar haya muerto bajo circunstancias muy terrorífica.

La noche del  pasado domingo, personal de la comisaría de Cuidad mi Trabajo, fueron advertido mediante una llamada telefónica que Shirley Cusilayme Sucapuca (30), habría llegado al hospital Honorio Delgado luego de ser hallada maniatada de manos y pies en un cuarto del albergue CAR Santa Isabel II en Socabaya.

La joven llegó sin signos vitales al nosocomio y se presumía que habría fallecido a causa de asfixia, por la chalina que tenía envuelto en su cuello. Esta versión fue confirmada por las autoridades más adelante, luego del examen de necropsia.

La primera versión que obtuvieron los policías sobre os autores del delito, fueron gracias a las declaraciones de la cuidadora del albergue, quien manifestó que tres jóvenes de 15 años, que estaban bajo el cuidado de Shirley habrían  cometido el terrible acto.

Las tres jóvenes huyeron del lugar antes que la policía llegue al lugar. Por ser las principales sospechosa del hecho, empezaron a buscarlas, siendo halladas dos de las tres implicadas en Camaná cuando las menores intentaban movilizarse a la zona de Urasqui en Ocoña.

Según la información de la DEPINCRI, las tres menores de edad serían parte de una red de trata de personas que opera en la zona minera de Ocoña. Las menores de edad fueron halladas con un celular de alta gama y una suma de S/500 que le habrían sustraído a su víctima.

La policía todavía está en la búsqueda de la tercera implicada, las tres menores llegaron al albergue por haberse fugado de su hogar. Todavía no se determina las verdaderas causas de la muerte de la joven cuidadora.

Segundo caso en el año

Este albergue ya reporta el segundo caso relacionado a una muerte en este año, el primero se dio el pasado 21 de julio cuando una cuidadora habría causado la muerte de una niña de 12 años, que tenía habilidades especiales.

Se teje la hipótesis que la cuidadora que tenía solo 15 días trabajando el dicho albergue, cometió el descuido de no saber tratar a la niña, que murió asfixiada cuando intentaba hacerla dormir.

Las cámaras de seguridad también determinaron que existiría la negligencia de la cuidadora, que cumple prisión preventiva mientras se esclarece el hecho.

Justicia para Shirley

La familia de la trabajadora social que estudio en la Universidad Nacional de San Agustín (UNSA), pide justicia para quien fue en vida una mujer trabajadora y muy unida a su familia.

Asimismo, amigos de la universidad y de otras instituciones se han acercado a la familia para darles el pésame, por el terrible hecho que envuelve nuevamente en la polémica sobre lo que realmente ocurre en este albergue.

El último adiós a Shirley se dará hoy al promediar las 2:50 de la tarde en el cementerio La Apacheta, los familiares de Shirley y sus amigos esperan que las autoridades esclarezcan pronto el hecho para que la querida cuidadora pueda descansar en paz.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí