Foto: AFP

El jefe del Mando Central de Estados Unidos, general Kenneth F. McKenzie, afirmó que el país cometió un «trágico error» al perpetrar en Kabul un ataque con drones en el que murieron 10 civiles, 7 de ellos niños, el pasado 29 de agosto. Ante ello, el secretario de Defensa, Lloyd Austin, se disculpó por este «error».

«En nombre del Departamento de Defensa, ofrezco mis más profundas condolencias a las familias de quienes fueron asesinados, incluido el señor Ahmadi y al personal de Nutrición y Educación Internacional, compañía del señor Ahmadi», declaró Austin. Asimismo, señaló que ninguno de los involucrados estaba relacionados con sus enemigos, ya que sus actividades eran «inofensivas»

Un dron atacó a un vehículo, debido a que las fuerzas estadounidenses, pensaban que habían militantes del Estado Islámico. No obstante, en realidad este era conducido por Zemari Ahmadi, un trabajador de una ONG estadounidense.

El jefe del Pentágono anunció que ya ha ordenado al Comando Central a realizar una investigación a fondo de lo ocurrido y prometió que los responsables rendirán cuentas por este «error».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí