Foto: AFP

Joe Biden, presidente de los Estado Unidos, se mostró frustrado debido a que cerca de 80 000 000 de ciudadanos del país, aun no se han vacunado contra la COVID-19 y advirtió que su paciencia «se está agotando».

«Muchos de nosotros estamos frustrados con los casi 80 000 000 de estadounidenses que todavía no se han vacunado», declaró el mandatario en una conferencia de la Casa Blanca donde también se anunció la vacunación obligatoria de todos los empleados del Gobierno Federal, que son un total de 2 100 000 de personas.

Asimismo, refirió que los no vacunados equivalen a un 25 % de los estadounidenses que cumplen con los requisitos para inocularse. No obstante, resaltó que esta minoría «puede causar mucho daño».

«Hemos sido pacientes, pero nuestra paciencia se está agotando, y su negativa [a vacunarse] ha tenido costes para todos», sentenció.

Paralelamente, anunció que el Departamento de Trabajo publicará una norma de emergencia que obligará a todas las compañías tener 100 o más empleados vacunados con la pauta completa. De caso contrario, deberán mostrar un resultado de test negativo una vez a la semana.

Los nuevos mandatos afectarán a 100 000 000 de trabajadores, dos tercios de la fuerza laboral del país.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí