Foto: Reuters

Alrededor de 800 personas de Uganda recibieron una o más inyecciones de falsas vacunas contra la COVID-19. Esta estafa fue llevada por médicos y enfermeras, así lo anunciaron las autoridades locales.

Estas dosis, muchas veces mezcladas con agua, fueron administradas entre mayo y junio, donde la ola de infecciones alcanzaba a una media de 1700 casos nuevos diarios. Ante esta alarma, varias personas estuvieron dispuestas a pagar por las vacunas, que tenían un equivalente entre $25 y $120, en un panorama donde también, escaseaban estas.

«Personas sin escrúpulos, con la intención de ganar dinero, engañaron al público con falsas vacunas contra la COVID-19», denunció Warren Naamara, supervisor de servicios sanitarios en la presidencia. «Dos trabajadores sanitarios fueron detenidos y un médico está prófugo», añadió.

Desde el inicio de la pandemia, Uganda ha registrado 91 162 casos y 2425 muertes por coronavirus, según el último recuento publicado.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí