Foto: AFP

A partir de mañana, los visitantes de la Torre Eiffel deberán presentar una prueba de diagnóstico negativa de COVID-19 o un certificado de vacunación al momento de ingresar al monumento.

En caso de no tener estos test, se ofrecerán pruebas antígenas, las cuales serán gratis para los franceses y para los extranjeros, tendrá un costo de 25 euros.

Según la Sociedad de Explotación de la Torre Eiffel (SETE), este control permitirá garantizará que sus visitantes conozcan el monumento en «condiciones óptimas».

El Gobierno francés decreto que a partir de este miércoles, todos los centros culturales del país, deberán exigir a las personas la presentación de un documento que acredite la pauta de vacunación completa o una prueba negativa de las 48 horas anteriores.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí