Foto: AFP

Varias regiones de Estados Unidos y Canadá se encontraron cubiertas por un velo gris con olor a humo, como consecuencias de los grandes incendios en ambos países que ocurrieron en los últimos días.

Ante ello, los servicios de protección del medio ambiente de Nueva York, alertaron que la calidad e aire tiene una concentración de partículas finas superiores a 35 microgramos por metro cúbico. Un especialista señaló que el humo está más bajo que de costumbre, por lo que se siente este cambio.

Se espera que este fenómeno desaparezca el miércoles.

Hace días, se desataron varios incendios en el oeste de Estados Unidos, sobre todo en California, Nevada y Oregón. Mientras que, en Canadá, los siniestros afectaron la ciudad de Ontario y Manitoba.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí