Fotografía de la banda en 2018 (Cortesía: Tatiana Valer/Facebook de Suerte Campeón).

Por: Orly Vides.

Todos sabemos del escaso apoyo que las radios nacionales han dado a la música peruana en los últimos años, ya que estas han estado viviendo, más que todo de los hits internacionales, o de los antiguos clásicos que suenan día a día. Es por esa razón que las bandas y artistas han tenido que utilizar las redes sociales para dar a conocer su música al resto del mundo. Una de estas agrupaciones ha sido Suerte Campeón, que salió en 2017. Ellos son de esos grupos que resaltan gracias a que tocan indie rock, género que se ha puesto de moda la década pasada, mezclado con ritmos movidos, los cuales suelen ser tocados a doble guitarra, dejando un estilo que gusta a sus fanáticos.

Después que Jean Paul Medroa, Andrés Gutiérrez, Santiago Aragón, Sebastián Barrenechea y Santino Amigo se conocieran en 2017, les agradó la idea de hacer música juntos, en ese mismo año sacaron su primer disco, “Este es El Comienzo de Todo Lo que No Quieres”, que incluía 7 canciones relajadas, con un sonido indie rock, que tenía una esencia melancólica, bien acompañada por las letras. Ya en 2019 fue que salió su segundo disco, “La Edad No Me Deja Pensar”, con el que seguirían en la onda indie que había en su trabajo inicial, sin embargo, en este lograron imprimir un estilo más explosivo, gracias a la instrumental, que incluía un mayor dinamismo en la batería, el uso de distorsión en la guitarra y la voz más desgarrada, notándose una clara evolución en la música de la agrupación.

El año pasado, en medio de la terrible situación, sacaron unos temas sueltos que fueron llamados “Coronademos”, estos son “Ay, Que Dolor”, “Los Días, Las Noches, Las Flores” y “Estrella de Internet”, que poseen un estilo similar a lo visto en “La Edad No Me Deja Pensar”, pero con detalles más sucios en la producción, que le dan un recuerdo de la verdadera esencia indie.

El estilo de esta agrupación ha ido evolucionando con el paso de los años, guiándose por la química que se puede apreciar entre el quinteto, demostrada en un puñado de trabajos que sirven perfectamente para esos bellos momentos en soledad, o para recordar glorias y tristezas pasadas, gracias al sentimiento melancólico que la agrupación da a sus rolas.

Para terminar, solo decir que es gracias a bandas como estas que el rock peruano se mantiene a flote. A pesar de no ser tan populares entre el público en general, se muestran las ganas por querer hacer algo nuevo y bueno, que perdure en el tiempo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí