Foto: AFP

Este viernes, en La Paz, Bolivia, nuevamente se vio el color entre la música y disfraces en el desfile por el Día de La Paz y la Virgen del Carmen.

Esta celebración se ve nuevamente tras varios meses de la pandemia de la COVID-19. El festejo fue catalogado como un incentivo «para reactivar la economía, a fin de generar empleos para bandas musicales, bordadores y otros».

«Después de toda esta pandemia, hoy, por lo menos, estamos viendo renacer la fiesta», declaró Mario Paredes, un comerciante de 48 años de El Alto.

Cada 16 de julio se conmemora el Grito Libertario de 1809 en La Paz, cuando un grupo revolucionario, encabezado por el caudillo Pedro Domingo Murillo, declaró su oposición a la Corona española y formó un gobierno autónomo. Además, también se honra la imagen de la Virgen del Carmen, «Patrona de Bolivia».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí