Los Juegos Olímpicos de Tokio-2020 podrían celebrarse a puerta cerrada, declaró este viernes en una entrevista con la AFP la presidenta del Comité Organizador, prometiendo que el gran evento deportivo, que comienza en tres meses, será «seguro».

Seiko Hashimoto, quien llegó al frente del Comité Organizador de Tokio-2020 en febrero tras la dimisión forzada de su predecesor, envuelto en un escándalo de sexismo, aseguró que los organizadores harán todo lo posible para asegurarse que los Juegos no sean suspendidos.

Podría haber una «situación en la que no podamos permitir ningún espectador», reconoció Hashimoto, agregando que los Juegos sólo serán un éxito si los organizadores protegen «por completo» a los deportistas y a los ciudadanos japoneses.

Ante la incertidumbre creada por la evolución de la pandemia de covid-19, los organizadores retrasaron a junio su decisión de permitir o no la presencia de público local.

En marzo ya prohibieron la presencia de espectadores procedentes del extranjero, por primera vez en la historia.

En Japón, Tokio y otros tres departamentos están desde el domingo pasado sometidos a un estado de urgencia por tercera vez, debido al aumento de los casos de covid-19, lo que obliga a celebrar eventos deportivos a puerta cerrada.

– Una población «contenta» –

Tokio-2020 recibió críticas por pedir la colaboración de personal médico japonés para el evento, en un momento en que el sistema hospitalario local está al límite, y Hashimoto señaló que la falta de espectadores podría aliviar esta presión.

«Si el evento (olímpico) en sí mismo tuviera que cambiar, sería en lo que respecta a los espectadores», opinó, subrayando que este sería un aspecto que ayudaría a «reducir la preocupación de la gente sobre el sistema hospitalario».

En un intento de apaciguar las preocupaciones de la población local, en su mayoría a favor de un nuevo aplazamiento o de la cancelación, Tokio-2020 publicó unos «manuales» (Playbooks) donde se enumeran estrictas medidas antivirus, una nueva versión de los cuales fue presentada el miércoles.

Estos manuales son «una muestra de solidaridad y respeto de la comunidad olímpica hacia nuestros anfitriones japoneses», dijo el presidente del Comité Olímpico Internacional (COI), Thomas Bach.

Los organizadores de los Juegos no prevén exigir cuarentena para los deportistas y las vacunas no serán obligatorias.

Hashimoto explicó que las normas se seguirán perfeccionando pero se mostró convencida de que lo

«Es una responsabilidad importante. Quiero dejar esto claro mientras trabajamos para organizar los Juegos», recalcó.

Aunque aseguró que escuchaba las preocupaciones de la población, Hashimoto dijo que esperaba finalmente que el público estuviera «contento» de que se celebrara el evento.

«Mi gran objetivo es preparar los Juegos de manera que la gente vea las cosas de este modo», reconoció.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí