Coralith García renunció a su cargo de investigadora principal de los ensayos clínicos de la vacuna contra la covid-19 que desarrolló el laboratorio Chino de Sinopharm; ella había reemplazado al doctor Germán Málaga en el puesto luego de estar involucrado en el caso ‘vacunagate’ y ser suspendido.

García es médico especialista de Enfermedades Infecciosas y Medicina Tropical. Además, trabaja como médico infectologa en el hospital Cayetano Heredia.

Hace dos semanas tuvo que presentarse ante la Comisión Especial COVID-19 del Congreso, allí informó que el informe difundido sobre los ensayos clínicos en un medio de comunicación, se hizo a pedido de los voluntarios que participaron, quienes querían conocer que dosis se les había puesto y nunca fue su objetivo difundirla cómo una publicación científica.

«Teníamos dos posibilidades, esperar a tener un informe final, el cual va tomar varias semanas; o realizar un reporte preliminar enfocado en esa información que ya podemos obtener y que es información relevante», explicó para una publicación del diario Gestión.

Además, fue clara al indicar que en el análisis sólo se incluyó la información del centro de investigación de la Universidad Peruana Cayetano Heredia, fueron 2mil 361 personas vacunadas con las dosis de Beijing, 2 mil 363 que recibieron las dosis de Wuhan y los que recibieron placebo fueron 2 mil 377 personas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí