Fotografía: Diego Ramos / HBA Noticias

Desde las cuatro de la madrugada comenzó a formarse la cola en los exteriores del Centro de Salud de Zamácola para que los adultos mayores de 80 años puedan recibir la primera dosis de la vacuna de Pfizer contra el coronavirus.

Los primeros de la fila, en su mayoría, eran familiares de los abuelitos que vendrían cuando comience la atención, otros ancianos esperaban en varios vehículos mientras su familiar formaba en la fila.

La doctora encargada del centro de Salud, Luz Pacheco, señaló que mañana continuarán con la vacunación ya que hoy iban a inocular a 300 personas y mañana superarían los 500 inmunizados. Ninguna persona menor a los 80 años podría recibir una dosis, así lo indicó.

Agregó que en 21 días se colocará la segunda dosis de Pfizer a todos los adultos mayores que recibieron esta primera vacuna.

Julia Calderón Moscoso de 105 años llegó hasta el Centro de Salud de Zamácola para convertirse en una de las primeras ciudadanas en recibir la vacuna contra la COVID–19. Ella arribó al lugar a las 6:30 a. m. junto con su nieta. Calderón desde el primer momento expresó su gran entusiasmo y su agradecimiento a Dios. Marta, su nieta, contó que su abuela es el pilar de la familia, la consideran el ser más valioso del hogar. Sus 5 hijos, 18 nietos, 8 bisnietos y 2 tataranietos; esperan ansiosos el retorno a casa de, ahora inmunizada, doña Julia.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí