Enterada de la acusación en su contra, Yeny Quispe Quiquijana, negó todos los cargos y explicó que se trataba de una homonimia. Que jamás fue detenida por la policía por un acto similar.

Sin embargo, la historia contada hoy en el diario El Comercio, da cuenta que la postulante de Acuña estaría mintiendo. Policías, fiscales, el Poder judicial y el INPE han corroborado que la aspirante a parlamentaria si fue detenida por llevar 11.9 kilos de cocaína el pasado 07 de enero del 2020 cuando se encontraba en el terminal terrestre Manuel A. Odría de Tacna.

En ese entonces, el personal de antidrogas notó un comportamiento en Yeny Quispe. Al intervenirla hallaron en sus maletas seis paquetes tipo tamal forrados con cinta de embalaje de 25cm por 25cm con 11.970 kilos de cocaína.

Al ser consultada sobre el origen de la droga, la candidata de APP dijo en ese momento a la policía que las maletas le habían sido entregadas dos días antes en Tingo María, y su tarea era entregarlas a una mujer llamada Felicita en Tacna.

Cuando la policía revisó su celular, el cual mantiene hasta ahora, halló varias llamadas de WhatsApp con números de Argentina y Bolivia.

La fiscalía solicitó en ese momento prisión preventiva para la investigada por el delito de promoción o favorecimiento al tráfico ilícito de drogas, además de nueve años de cárcel.

El juez Juan Alonso Portugal aceptó la solicitud y la número 6 de Acuña en Puno fue enviada presa al penal de Pocollay desde el 10 de enero hasta el 07 de agosto del 2020, donde se vio beneficiada con el decreto legislativo 1513, dado por Martin Vizcarra. En este documento se procedía con el deshacinamiento de los penales por el coronavirus. Ese día, Quispe Quiquijana dejó la cárcel, y meses después se volvió candidata al Congreso.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí