Extraído de wikimedia.commons

La cantante estadounidense, Lady Gaga, ha sido una de las artistas más influyentes del siglo XXI, esto debido a su excéntrica e impresionante puesta en escena, además de su icónica estética. Contando también con que varios de sus temas  son reconocidos en todo el mundo, como es el caso de “Bad Romance”, “Poker Face” y “Aplause”.

En el año 2011, mientras en el Perú escogíamos nuevo presidente entre Keiko Fujimori y Ollanta Humala, sale a la luz su disco “Born This Way”, el cual es su álbum con mejor recibimiento, tanto en crítica como en ventas. De esta obra salieron grandes y magníficos temas, como “Judas”, “The Edge Of Glory” e incluso el que da título al disco. Sin embargo, el día de hoy hablaremos de otras dos hermosas pistas, “Hair” y “Bad Kids”.

“Hair” inicia con un ambiente relajado, por lo que se oye como Gaga toma un canto suave, pero que se vuelve más emocional mientras avanza. Pasada la tranquilidad de la introducción, se oye como entra un momento intenso que desemboca en un coro enorme, que esta relleno de sintetizadores y voces increíbles. Después de ese estribillo se escucha un saxofón suave, que al terminar, da lugar a un ambiente dominado por la electrónica, el cual se siente más intrépido. En el pre-coro, se percibe como se vuelve a alcanzar el clímax. Pasado otro estribillo, se oye el poderío del saxofón. Sin embargo, otra vez vuelve la electrónica, la cual aterriza en un puente exquisito, gracias a la forma en que la instrumental se pone. Para terminar la canción se oye un último e increíble coro, que cierra una grandiosa pista. La letra toca el tema de querer ser uno mismo, y como las personas tienen derecho de elegir por ellas mismas sus cosas. Tal y como se mira en la siguiente parte:

“Sólo quiero ser yo mismo / Y quiero que me ames por quien soy / Sólo quiero ser yo mismo / Y quiero que sepas que soy mi cabello”.

En “Bad Kids” empezamos con una introducción de guitarra eléctrica y unos fraseos de Gaga. Después se oye la primera estrofa, combinando la electrónica con el instrumento inicial de una manera épica. Llegando al coro, se percibe como los sintetizadores gobiernan la pista, sin necesidad de que se vuelva melosa, pues toma cierta inspiración de los años 80s. Pasando a un segundo verso, se escucha como la pista desencadena otro estribillo lleno de la electrónica. Sin embargo, todo desaparece cuando se presenta un piano en el puente, el cual avisa que la canción está en un momento de clímax. Después de ese impactante momento, volvemos a otro coro, el cual funciona como un grato final para la pista. La letra nos cuenta como los «chicos malos» harán lo posible por cuidarse entre ellos, cuando los demás no quieran apoyarlos en absoluto, esto lo escuchamos en esta parte de la letra:

“No seas inseguro si tu corazón es puro / Sigues siendo bueno conmigo si eres un chico malo, nena / Un chico malo, nena / Un chico malo, nena / No seas inseguro”

Como hemos visto, la vida a veces puede ser dura y la sociedad logra que nos sintamos como “chicos malos”, sin embargo lo que debemos hacer es reafirmar nuestra identidad, incluso cuando el mundo nos corte esas “ilusiones” de ser como digan los demás.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí