El influencer colombiano Jay Tomy deberá responder a las autoridades de su país por su pésima conducta. El joven compró jabocillos, los cubrió de chocolate y los hizo pasar como paletas de helados, las cuales eran entregadas a adultos indigentes de Cartagena.

La fiscalía y la policía caribe norte, enterados de lo ocurrido, procedieron a intervenirlo, pero el influencer comenzó a insultarlos, por lo que fue arrestado.

Jay Tomy y sus dos acompañantes afrontarán cargos por comportamientos contra grupos especiales, delito de imitación y simulación de alimentos.

Sus seguidores en redes sociales, decidieron censurarlo y abandonar sus cuentas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí