Lionel Messi regresó a Barcelona tras la fecha FIFA con la Selección de Argentina y su regreso no fue de la forma cómo lo hubiesen imaginado en el club. “Estoy cansado de ser siempre el problema de todo”, respondió un incómodo Leo ante los cuestionamientos de los periodistas sobre las expresiones del entorno de Antoine Griezmann.

Esto vuelve a colocar en la incertidumbre el futuro del capitán, que no ha dado muestras a favor de una renovación y cada vez está más cerca la fecha (enero 2021) en la que puede escuchar con libertad ofertas de otros equipos.

En medio de esto, el entrenador Ronald Koeman ha tratado de calmar las aguas y aunque en los papeles no exista algo concreto con el argentino para los siguientes años, asegura que no le ve fuera del club.

«No veo a Messi fuera del club, no hay que estar nervioso por el futuro de Leo. En mi opinión, tiene que estar aquí. Pero no soy la persona que tiene que intentar que Messi se quede aquí. Todavía es jugador del Barcelona y nadie puede saber qué pasará en el futuro», señaló este viernes en rueda de prensa.

El holandés pidió “respeto” para el delantero, ya que explicó que el fastidio ante los medios corresponde también al viaje largo que hizo de forma directa desde Lima hasta Barcelona.

«Entiendo que Leo estuviera cabreado. En mi opinión, hay que respetar mucho más a gente como Messi. Después de un viaje tan largo, y lo de Hacienda, preguntarle por Antoine es una falta de respeto. Puede ser por una intención de su parte de crear polémica», apuntó Koeman.

Además, el entrenador descartó malas relaciones entre Lionel y Griezmann, resaltando su conexión en el campo de juego.

«Yo no he visto en ningún momento, en entrenamientos o en el vestuario que haya problema alguno entre los dos. Hay suficientes imágenes de ellos en que trabajan bien, Messi le dio una asistencia… No soy partidario de crear problemas. Son tonterías», puntualizó.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí