Quince casas de la provincia de Huancané terminaron inundadas tras las fuertes precipitaciones pluviales que se dieron durante el fin de semana. La mayoría de inmuebles afectados son del barrio Los Pinos y Señor de Huanca de la urbanización San Isidro.

Serenos de la comuna provincial de Huancané ayudaron a los vecinos a sacar el agua que estaba en sus viviendas, los trabajos empezaron hoy desde las cinco de la mañana y varias casas terminaron con serios daños.

También han solicitado apoyo de las autoridades para que este tipo de incidentes no se repitan. Una situación similar ocurrió en Juliaca, donde varias calles terminaron intransitables.

Este tipo de situaciones las viven los vecinos de estas zonas cada año, quienes solicitan a las autoridades medidas de prevención y evitar estos incidentes.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí